UNA GENERACION QUE TRASCIENDE

Mateo 4:1-4

El desierto es un sinonimo de adversidad, de escasez y muchas veces pensamos que todo lo que el Espiritu de Dios nos va a impulsar es bueno, pero los desiertos son necesarios. En el desierto vamos a estar concentrados y a percibir las influencias negativas, las opresiones del Diablo pero del desierto vamos a salir con un Nuevo Corazon, pore so la Escritura dice

“y la llevare al desierto”.

El Senor necesita impularnos al desierto para tener un tiempo a solas con El.

PARA QUE EL DIABLO LO PUSO A PRUEBA?

Es necesario que aprendamos a conocer las artimanas del enemigo. Hay muchos creyentes que no concen las formas y maneras en que el enemigo esta perturbando las vidas. La Escritura declara que no tenemos lucha contra carne ni sangre y que el enemigo constantemente esta enviando dardos a nuestra mente y sit u no conoces a tu enemigo, como vas a defenderte.
El enemigo constantemente esta viendo cuales son tus flaquezas para atacarte por ahi.

1) PROBAR NUESTRA FE

“Estuvo Jesus sin comer y tuvo hambre”

Las necesidades fisicas es lo primero que se va a manifestar cuando decidimos llenarnos del Espiritu Santo para que descubramos la manera que Dios nos quiere proveer para sustentar nuestra vida.
Dios quiere ensenarnos como generar recursos no como lo hacen las personas en el mundo, sino que cuando el creyente ha sido llevado al desierto su primera reaccion va a ser volverse a Dios y asi preguntarle para que esta pasando lo que esta pasando en lugar de preguntarle por que.

Cuando no hemos sido llevados al desierto no aprendemos a depender de Dios sino de nuestro esfuerzo.
Cuando no nos sometemos a la vida del espíritu vamos a tener que enfrentar escasez y pruebas. Cuando Dios nos lleva al desierto, hay reacciones diferentes como por ejemplo preguntarle a Dios ¿por qué? en vez de ¿para qué? Si perdemos el trabajo, dejamos las cosas del Señor a un lado y nos enfocamos en buscar trabajos.

2) PROBAR NUESTRO FUNDAMENTO

Lo segundo que sucede en el desierto es que el diablo va venir para desanimarte.
Hay veces que es necesario que Satanás se te acerque y te hable, para que se manifieste lo que hay en tu corazón.
Va a poner a prueba tu fundamento. Para Abraham no fue fácil entregar al hijo de la promesa cuando Dios se lo pidió. En el desierto se mueren tus sueños, lo que amas y cuando esto sucede Dios te lo resucita.

  • ¿Actuamos, en razonamiento o dirección divina?
  • ¿En qué nos movemos: en el principio de la razón o en el principio del la fe?
  • 3) PROBAR QUE VOCES ESTAMOS ESCUCHANDO

    Siempre van a haber personas que te van a decir lo contrario a lo que te dice Dios. No hagas caso a sus emociones y sentimientos.
    ¿A quién vas a oír? ¿A Dios o a los consejos de los malos? Salmo 1
    Plántate en las aguas del río de Dios.

    Cuando salgas del desierto podrás vivir en el poder de Dios.

    “Cumplan ustedes todos los mandamientos que hoy les he dado, para que se hagan fuertes y tomen posesión del país que van a conquistar…….Pero tengan cuidado de no dejarse engañar; no se aparten del Señor por rendir culto a otros dioses; no se inclinen ante ellos”

    Deuteronomio 11:8-16

    This entry was posted in Estudios Semanales. Bookmark the permalink.