NOMBRE, CARÁCTER Y CARRERA DE JOSUE

Josué 1:1-3

El carácter de Josué y la vida de Moisés nos hablan de dos etapas trascendentes.

¿Por qué Dios permite que vengan los momentos de debilidad, confusión, enfermedad, después que ha prometido que hará grandes cosas? Para enseñarnos que será a través de su intervención que vamos a alcanzar la tierra prometida. El momento cuando tú mueres y desaparece todo tu esfuerzo, es cuando vas a ver el milagro de Dios en tu vida; cuando eres débil es cuando estás listo para que vengan los milagros de Dios.

  • MOISES “Sacado de las aguas”
  • Representa el prototipo de aquel que anuncia las promesas, que da ánimo en medio de la adversidad. Moisés sacó al pueblo de la esclavitud, pero no pudo hacerlo entrar a la tierra prometida. Moisés representa lo antiguo, lo legislado que no tiene otra manera de ver las cosas, hace promesas pero no tiene la capacidad de llevar al cumplimiento de las promesas.

    Moisés significa sacado de las aguas: una generación que sale. Tienen mentalidad de libertad pero no tienen mentalidad de conquista. Son personas que aunque oigan palabra revelada, no hay cambios en sus vidas.

  • JOSUE “salvación de Jehová”
  • Necesitamos un Josué: una actitud renovada. Josué significa salvación de Jehová. Identifica características de los dirigentes y del creyente que debemos imitar para poseer la herencia por medio de un milagro.
    Hoy necesitamos un Josué que está dispuesto y capacitado para entrar y poseer, tener una mentalidad de conquista. Son los que saben que son salvos, son libres, pero también entran al reino y lo hacen por medio del discipulado.

    NOMBRE

    Yhoshúa (Josué) “Jehová es salvación”
    La iglesia hoy tiene un mensaje de libertad porque salvación es libertad, por eso Isaías 61 dice “el Espíritu del Se

    ñor está sobre mi”.

    La única manera de convertirnos en la generación de Josué que conquista es si el Espíritu del Señor está sobre nosotros y esto no se manifiesta en que hablemos lenguas o sintamos fuego; la mayor manifestación es que nuestra vida ha sido cambiada, nuestras acciones son diferentes; ese es el fruto.

    Hay muchos creyentes que ya salieron de Egipto pero no han renovado su mente para entrar a poseer la tierra prometida.
    La única manera de transicionar es que el Espíritu de Dios te llene: entregarte a Dios y morir a ti mismo. Josué se consagró para servir a Moisés. Consagrar significa dedicarse a vivir para. ¿A quién estás tú consagrado? ¿Cuánto tiempo le das a Dios para orar, leer la Palabra, buscarle?

    Lo único que va a cambiar el mundo es una iglesia conquistadora. Números 13:8 dice que Josué él era de la tribu de Efraín que significa fructífero, esto nos habla de una generación de posesión.
    A Josué le cambiaron el nombre de Oseas (salvación) a Josué (Jehová es salvación). Solo con tu potencial no vas a llegar a ninguna parte, pero con Cristo en ti vas a llegar muy lejos.

    CARACTER

    El nombre representa el carácter y Dios nos tiene que cambiarnos el carácter y a algunos tiene que darles carácter.
    Carácter no es temperamento; el carácter son principios y valores, el temperamento son emociones. Lo que tiene prioridad en tu vida define tu carácter. El carácter se basa en principios como integridad, fidelidad, lealtad, honestidad; no se basa en cómo tú te sientas.

    El que tiene carácter permanece firme, no inconstante. Santiago 1:8
    El fruto del Espíritu se manifiesta a través de un carácter formado en nuestras vidas, Gálatas 5:22
    Una persona de carácter sabe esperar en Dios, no se mueve por emociones.

    CARRERA

    El desafío es que nuestro nombre, nuestro carácter, nuestra carrera provoque una influencia en las generaciones por venir.
    Si tú quieres que la gente te mienta, miente; si quieres que te engañen, engaña, pero si quieres que te sean fieles, sé fiel porque la fidelidad es parte del carácter de Dios. Mateo 7:12

    Josué tenía un espíritu diferente y por eso cuando ya tenía nombre, carácter y carrera le dio herencia a muchas personas porque recibió un espíritu paternal de Moisés. Números 27:18
    El hombre que no tiene un padre, jamás podrá ser padre. Deuteronomio 34:9

    This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.