LO MEJOR ESTÁ POR VENIR

Job 22:23-25
Lo bueno del pasado es que ya pasó, enfócate en lo que tienes y en lo que va a venir. Encontramos cuatro profecías que te acompañarán en tu nueva temporada.

1- TU LEVANTAMIENTO EMPIEZA HOY.

“Si te vuelves a Dios serás edificado”

- José le cuenta un sueño a su familia. “Once estrellas, el sol y la luna se inclinaban a él y él se elevaba”. Aquellos que subestimaron tus sueños se van a inclinar, pero los ungidos se levantarán. Viene una temporada de levantamiento para tu casa.

- Adasa (flor de campo) había quedado huérfana, Mardoqueo la adoptó como hija suya y se llamó Esther (estrella). Cuando tu padre te toma, te saca de abajo para colocarte en el cielo.

2) TU AFLICCION LLEGO A SU FIN.

“Y la aflicción será quitada de tu tienda”.

Toda aflicción viene con fecha de vencimiento. Dios se reveló a Josué y le dijo que iba a derribar Los muros de Jericó. Todo muro trae incorporada su fecha para desplomarse.

3) NADA NI NADIE PODRA HACERTE FRENTE.

“Y El Todopoderoso será tu defensa”

Nadie se cruzará en tu camino para frenarte. Cuando más se quieran levantar para detenerte, haz silencio, pues es Dios quien te defiende.

Daniel estaba con sus dos amigos en el horno, y cuando abrieron el horno había cuatro. Los primeros en descubrir que Dios está contigo son aquellos que un día te quisieron ver quemado.

David vio un escudo alrededor de él. No solo lo protegía de donde sus ojos veían sino hasta donde sus ojos alcanzaban a visualizar.

4) LA SOBREABUNDANCIA VISITARA TU HOGAR Y TU FAMILIA.

“Y si te vuelves a Dios serás edificado, levantado, la aflicción se termina, el todopoderoso será tu defensa y tendrás plata en abundancia”

Todo lo que hagas te saldrá bien. En todo lo que inviertas tendrás éxito. La sobreabundancia vendrá para quedarse, no se irá, se quedará firme en tu casa porque está en Cristo, quien es el propietario de tu hogar.

Una cosa es bendición; otra cosa es prosperidad; otra cosa es sobreabundancia y otra es enriquecimiento.

This entry was posted in Estudios Semanales. Bookmark the permalink.