La Necesidad De Atrapar La Uncion

El Espíritu Santo es una persona y quiere que aprendamos a relacionarnos con él; atrapar la unción es aprender a caminar en el Espíritu.

ELISEO Y ELÍAS. 2 Reyes 2:1-13

Elías había sido el instrumento de Dios para impartir unción, visión, discipulado y proyección ministerial a Eliseo, pero había llegado el tiempo que sería quitado. Hay un tiempo en que Dios quiere prepararnos para la unción y enseñarnos que El nos usa porque tiene propósito con nosotros, no por lo que nosotros tenemos o sabemos.

Para la iglesia viene una tremenda manifestación de Dios, pero es necesario considerar los siguientes elementos:

A) GILGAL. Lugar de cortamiento. “Elías venía con Eliseo de Gilgal”

· Esto nos habla de borrar viejas costumbres, viejos hábitos, dependencia de cosas que no le agradan a Dios. Es un lugar de consagración, de decisión, de determinación; es un llamado de Dios a quitar lo pasado. Hay mucha gente que no está recibiendo la visitación de Dios porque no ha entrado en Gilgal.
· Lugar de encuentro con Dios. En Gilgal fue donde tuvieron la pascua por primera vez. Cuando entras en pacto tienes que estar listo para un nuevo caminar para tu familia completa, no solamente para ti. Después de tener un encuentro con Dios pasaron a la siguiente etapa de su vida.

B) BETEL. Casa de Dios. “Jehová me ha enviado a Betel”

· Fue en Betel donde Abraham plantó por primera vez su tienda cuando salió de Ur. Ahí Dios le dio la promesa del Hijo y de bendecir a las naciones de la tierra. Betel nos habla de un encuentro para una promoción, para un enlace con Dios, para oír su voz.
· En Betel Jacob le hizo voto a Jehová, Génesis 28:20-22 Betel fue lugar de discipulado, instrucción y formación; ahí Jacob fue marcado por el ángel que lo descoyuntó.
· No dejes que nada te desenfoque, verso 3

C) JERICO. Lugar de delicias “Jehová me ha enviado a Jericó”

· En Jericó se manifiestan las pruebas, tentaciones, seducciones, para ver los niveles de madurez que manejamos.
· Dios va a permitir el desierto, sequía, hambre, escasez, enfermedad, dolor, para mostrarnos que solamente podemos vencer conociendo su Palabra, como lo hizo Jesús

“escrito está”, Mateo 4:4

· En Jericó se pelea y estás solo. Nadie fue con Cristo al desierto, pero los ángeles vinieron a servirle, Mateo 4:11 Es en Jericó dónde vas a tener experiencias sobrenaturales.
· Si Dios no te ha dado la respuesta que esperas es porque no estás preparado para recibirla, Marcos 4:26-28 la semilla echa raíces primero y luego da fruto.
· En Jericó es donde muchos creyentes retroceden a Betel, pero la gente guiada por Dios no se estaciona en ninguna etapa.

D) JORDAN. Pasar al otro lado. “y pasaron ambos por lo seco”

· Cuando aprendes el proceso, aprendes a valorar y la unción de Dios es lo único que te va a interesar.

No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos Zacarías 4:6

· No te muevas hasta que recibas la unción de Dios que te diga “avanza o detente”. Moisés se detenía y avanzaba de acuerdo a la columna de fuego y el pueblo se movía con él. Jesús dijo a sus discípulos

“no se vayan de Jerusalén” Hechos 1:4, 12-13

· En el Jordán el profeta tomó su manto, golpeó las aguas y el río se partió en dos; los hijos de los profetas estaban mirando pero solo Eliseo estaba participando del milagro ¿Dónde quieres estar tú? No te despegues de la unción.
· Cuando Eliseo vio lo que estaba pasando grito “padre mío, padre mío” porque tenía una identidad paternal con Elías por eso sentía el derecho a recibir herencia. Dios está levantando padres espirituales, pues los padres son quienes imparten herencia. ¿Quieres ser guiado por un hermano mayor o por el padre?

LA UNCION TE EMPODERA.

· Te hace fuerte, te afianza, te hacer pasar en medio de las tormentas.
· ¿Cuándo recibió Eliseo la unción?

2 Reyes 2:11 “Y aconteció que yendo ellos y hablando”

Cada vez que oyes la palabra de Dios hay una unción; el manto era simbólico; Dios no mide tu recompensa por tu brillantez sino por tu fidelidad.
· Después de sucedido esto llegó el momento en que Eliseo empezó a hacer milagros, versos 19-22

This entry was posted in Estudios Semanales. Bookmark the permalink.